Jesus Alonso

EL FANTASMA. Sin percatarnos elaboramos las imágenes con el material en bruto que percibimos. Por ello están más en el ámbito de lo efímero que en el de lo estable, y tienen más de invención que de documento. La primera versión del fantasma fue una imagen anamórfica de la Venus anadiomene que se conserva en el Museo delle Terme (Roma). El atractivo de esta pieza reside, para mí, en la ausencia de identidad. El mármol romano sufrió deterioros que hicieron que su cabeza se perdiera, quedando así entre sus brazos y manos, que sujetan sus cabellos, el vacío.

http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Londres-00.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Londres-01.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta2001-002.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta2001-004.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta2001-003.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta2001-006.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Wfantas005.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta1997-04.jpg
http://jesusalonso.net/files/gimgs/th-12_Junta1997-05.jpg